La Comunión de los Santos

La comunión de los santos

Tres son los estados de la iglesia hasta la venida del Señor. La Iglesia Militante, la Iglesia Purgante y la Iglesia Triunfante, todos en comunión.

Creemos que aquellos que pertenecen a la Iglesia triunfante pueden interceder por nosotros ante Dios para que nos brinde su auxilio oportuno y nos ayude en nuestro camino hacia Él. Los ángeles que también están en comunión con Dios y ven constantemente su rostro también pueden interceder por nosotros.

Ver mas

 

  Libros de apologética católica  

 

 

 

Listado de artículos

 

Intercesión

Por P. Jordi Rivero

Tomado de Corazones.org

Pedir un favor a beneficio de otra persona. Mediación. 

Jesucristo es el único cuya intercesión ante el Padre puede salvarnos. María Santísima, los ángeles, los santos en el cielo y las almas del purgatorio interceden por los hombres por sus méritos y oraciones. 

¿Cómo pueden interceder otros si Jesús es el único mediador?

¿Están dormidos los santos en el cielo?

Una objeción contra la intercesión de los santos reclama que los santos no pueden interceder porque están dormidos. Pues bien, vayamos a la Biblia. El Apocalipsis contiene muchas visiones del cielo. Por ejemplo en Ap. 5, 8 vemos los 24 ancianos (ancianos significa líderes del pueblo de Dios) que traen las oraciones del pueblo ante el trono de Dios. 

Apocalipsis 5,8
Los cuatro Vivientes y los veinticuatro Ancianos se postraron delante del Cordero. Tenía cada uno una cítara y copas de oro llenas de perfumes, que son las oraciones de los santos. 

Los ancianos cantan y traen las "oraciones de los santos" ante el trono. Entonces no están dormidos. Mas bien tiene razón la canción, popular entre muchas denominaciones, que reza: "en el cielo todos cantan aleluya". ¡Estamos de acuerdo en eso! ¿Pero como se podrá pensar que en el cielo estamos despiertos para cantar pero dormidos e incapaces de rezar? Tanto las alabanzas cantadas como la intercesión son oración.

Es cierto que, en forma figurativa, se puede decir que los muertos están "dormidos" y despertarán al final del tiempo. Isaías 26,19: "Revivirán tus muertos, tus cadáveres resurgirán, despertarán y darán gritos de júbilo los moradores del polvo". Pero se refiere a los cuerpos.

Cristo ya ha despertado a las almas que "dormían" en espera de Su venida y las ha llevado al cielo. Los cuerpos esperan aun la resurrección pero los santos están bien despiertos ante Dios en el cielo. ¡Los que muchas veces estamos dormidos somos nosotros! 

DE NUESTRO CORREO

¿A quién rezar si son tantos los ángeles y santos?

Saludos Padre:

Mi esposo no tiene trabajo actualmente y varias personas me sugieren orar, pero es aquí en donde viene mi confusión: Unos me dicen que le pida a la Virgen Maria; mi hermano me dice que le pida a Monseñor Escriva ; mi vecina me dice que es mejor una novena a San Judas Tadeo y mi mejor amiga me dice que simplemente le pida a Dios directamente sin intermediarios.

Ah, me olvidaba decirle que mi profesor de Ingles me dice que lo mejor es pedirle a los Ángeles y arcángeles porque ellos si ayudan.

Pero para el caso especifico de mi esposo: ¿existe alguna oración especial que le deba rezar a algún santo, o como dice mi amiga, solo le debo rezar a Dios y sin intermediarios?.

Le agradezco de antemano su respuesta.
Confundida.

RESPUESTA

Todo está en las manos misericordiosas de Dios Nuestro Padre y a El debemos ir, ante todo para entregarnos, confiados, para hacer en todo su voluntad en Jesús: "Padre Nuestro que estás en el cielo... hágase tu voluntad..."

Sin perder esta actitud fundamental, también pedimos por lo necesario: "El pan nuestro de cada día..."

Como somos una familia, los del cielo y de la tierra, la familia comparte y se comunica sus esperanzas y tristezas. Por eso también pedimos a los santos y ángeles que intercedan por nosotros. Lejos de quitarle atención a Dios, los santos y ángeles nos adentran en Su presencia gloriosa pues ellos ya están allí, son una gran nube de testigos porque Dios es la Vida y el Centro de todos ellos:

Por tanto, también nosotros, teniendo en torno nuestro tan gran nube de testigos, sacudamos todo lastre y el pecado que nos asedia, y corramos con fortaleza la prueba que se nos propone, -Hebreos 12,1

¿Pero a cuales pedir si son tantos santos? Recurrimos a aquellos que conocemos y amamos más, esos que sus vidas nos han inspirado a ser mas como Jesús. El Señor los pone en nuestro corazón. Quizás una vez sea un santo, otro momento un ángel. Claro que esta apertura es mas fácil si vivimos como parte de la familia de Dios, pensando en El, pensando en la maravilla que ha hecho con nuestros hermanos mayores, los santos. Cuando vamos a los santos y ángeles tenemos ante nosotros testigos del Evangelio vivo. Ellos están con Jesús.

Si a tu hermano le inspira un santo, muy bien. ¿Pero cual ha tocado mas TU vida? Los santos no son celosos unos de otros ni están en competencia de popularidad. Tan solo quieren ayudarnos a amar como ellos a Dios. 

La confusión ocurre cuando tratamos de hacer una especie de estudio a ver cual nos conviene mas. La oración no es un manejo de poder o manipulación. ¿Te imaginas a alguien buscando novio, preocupado de como contactar a tantos millones de hombres en el mundo, ¿como saber cual me conviene...?

Vete a Jesús que está en el trono y a su lado encontrarás a su Madre Santísima dispensando gracias, es nuestra Madre también. Escucha, abre tu corazón. En torno al trono están todos los ángeles y santos, de los cuales solo conocemos personalmente unos pocos. Poco a poco nuestro corazón se irá llenando mas y mas de gracia y será mas natural acercarnos a nuestros amigos celestiales para con ellos orar.

separador

Suscríbete

Lista de correoFacebookGoogle+Google+

separador

Suscríbete a nuestra revista digital gratuita Apologeticum

separador