El Sacramento del Bautismo

Escatología

El Sacramento del Bautismo borra el pecado original, nos da la fe y la vida divina, y nos hace hijos de Dios. La Santísima Trinidad toma posesión del alma y comienza a santificarnos.

En esta sección se analiza la doctrina católica del bautismo, y las objeciones que las antiguas herejías y denominaciones protestantes han hecho a lo largo de la historia.

Ver mas

 

  Libros de apologética católica  

 

 

 

Biblioteca de artículos

 

“Nacer de nuevo” y el bautismo

¿Cómo entendían el Bautismo los primeros cristianos?

Por Steve Ray

Tomado de Apologetica.org

(Tradujo Roberto Linares)

El salmón asado ardía en su plato mientras Andy y su familia se sentaron para la cena. No antes de que ellos se persignaran para bendecir la comida, el timbre sonó. Andrew se levantó el mismo para contestar a la puerta mientras la familia comenzaba a comer.

Dos caras sonrientes se asomaron en la puerta. “Buenas noches, esperamos no interrumpir su cena". Volteando sus ojos, Andy respondió, ¿puedo ayudarlos? La primera cara sonriente dijo, “Somos de la Iglesia Bautista local y nos paramos para ver si ustedes han nacido otra vez.”

Andy había sido católico toda su vida y recordaba haber oído la frase en algún lugar en el pasado, pero en eso momento el dudó. “Bueno, humm! Yo soy católico. La segunda cara sonriente mostró una muestra de jovialidad. “¿Pueden venir y compartir el Evangelio con nosotros? Andy exclamó, “En este momento estamos en el medio de la cena quizás en otro momento.” “Está bien”, dijeron deleitados los Bautistas, “¿qué te parece el siguiente Martes en la noche? Andy dio un respiro y dijo "de acuerdo".

Sentándose ya con el salmón frío, se dio cuenta que tenía mucho trabajo por hacer. Después de la cena se retiró a su morada, tomó su biblia y su catecismo y se puso a trabajar. Tome unos minutos y estudie a lado de Andy mientras el se prepara par la visita del Martes y para el inevitable debate de la frase muy trillada “nacer otra vez”. Andy comenzó leyendo el tercer capítulo del evangelio de San Juan. Abre tu Biblia y lee a lado de Andy.

Andy comenzó su misión con una lluvia de preguntas. ¿Se encuentra la frase “nacer otra vez” en la Biblia (Juan 3:3)? ¿Menciona el Catecismo el “nuevo nacimiento” (CCC 720, 591)? Para entender esto, Andy pensó acerca de Nicodemo. ¿Qué representa Nicodemo y su sistema legalista (Rom. 7:5-6; CCC 1963)? ¿Puede la ley judía traer un nuevo nacimiento y salvación? ¿Haber nacido de la semilla de Abram será suficiente para la salvación (Mat. 3:8-9; Juan 8:33-47)? ¿Qué es lo que Jesús esta trayendo a la humanidad (Hebr. 9:15; 12:24, Luc. 22:20; CCC 292)?

Después de pensar acerca de Abram, Andy concluyó que las enseñanzas de Jesús fueron basadas obviamente en las páginas del Antiguo Testamento las cuales Nicodemo debió haber sabido bien. ¿Cómo explicó el Antiguo Testamento la aproximación de la Nueva Alianza (Ez 35:25-27; Jer 31:31-34)? Como podría haber descrito Ez 37:1-10 la Nueva Alianza (CCC 71 5)?

Después, Andy buscó el origen de este nuevo nacimiento y que significaba. ¿Quién efectúa este nacimiento desde las alturas (Juan 1:12-13; CCC 505, 526)? La palabra Griega para “nacer otra vez” es “anothen” la cual puede ser definida como “nacido desde las alturas”. ¿Cómo Nicodemo entendió equivocadamente el uso que Jesús hacia a la palabra “anothen” en el versículo 4? ¿Cuáles dos elementos son necesarios para “entrar al reino de Dios” (Juan 3:5)? ¿Es la fe necesaria (CCC 505)? ¿Proclama Jesús la “sola fe” como el medio de llevar al cabo el nuevo nacimiento? ¿Qué es lo que Jesús quiere decir con “nacido del agua y del Espíritu”? (Tito. 3:5; 1 Ped. 3:20-21; CCC 720, 1215, 1225, 1257; ver también Hech. 2:38; 22:16). ¿Cuál fue el resultado de este nacimiento desde las alturas (2 Cor. 5:17; CCC 1214)?

¿Quién fue el padre de los líderes judíos (Juan 8:44; CCC 2852)? ¿Nuestros primeros padres incurrieron en la muerte por actuar en la palabra de Satanás; nosotros somos engendrados nuevamente por escuchar a cual palabra (1 Ped. 1:23; CCC 1228, 2769)? ¿Cuál es nuestro estado natural (Ef. 2:1-4)? ¿Qué nos provee Dios (Juan 1:12-13; 3:5; 2 Cor. 5:17; CCC 1214)? ¿Qué diferentes nacimientos contrasta Jesús en el versículo 6? ¿Porqué es la Iglesia llamada nuestra Madre (CCC 507)? ¿Es el bautismo necesario para la salvación (1 Ped. 3:21; CCC 846; 1257)? Andy supo que los Bautistas preguntarían acerca de el ladrón en la cruz - ¿el ladrón no estaba bautizado?” (Luc. 23:39-43; CCC 1258-1260) Los judíos hacían la circuncisión a sus infantes como un signo y una entrada en la Antigua Alianza (Gén. 17:6-14; Luc. 2:21; CCC 1150)? En la Nueva Alianza, que es lo que toma el lugar de la circuncisión (Col. 2:11-13; CCC 527)?

Andy se preguntó si el contexto ayudaría a explicar las palabras de Jesús acerca de “el agua y el Espíritu”. El descubrió que siendo “nacido desde lo alto” claramente se refería al bautismo por el mismo contexto y estructura de el texto. ¿Qué acababa de pasarle a Jesús-algo todavía fresco en las mentes de cada uno (Mat. 3:16; Jn 1:31-32)? ¿Cómo estaban “el agua” y “el Espíritu” involucrados en este reciente evento (Gén. 1:1-2). Andy descubrió algo al final de el diálogo que confirmó su intuición acerca del contexto. ¿Qué es lo que hizo Jesús inmediatamente después de hablar con Nicodemo (Juan 3:22-26; 4:1)? ¿Cómo concluyó Andy que esta estructura confirmó el nuevo nacimiento que vino a través del bautismo?

Andy esperaba que los bautistas se resistieran a la enseñanza histórica y católica de la regeneración bautismal. El se preguntaba como los protestantes re-interpretaban este pasaje. El estudio mostró que algunos reducen el “agua” a semen, o a los fluidos amnióticos que acompañan al nacimiento natural. Andy sonrió entre dientes, cierto que este fue un pensamiento deseoso sin base bíblicas o precedente en el pensamiento judío. Otros claman que “el agua” y “el Espíritu” son sinónimos, como en “el agua, igual al Espíritu”. Estas interpretaciones novedosas parecían intentos recientes para rechazar a la conclusiones católicas.

El encontró que el comentador protestante R.V.G. Tasker estuvo de acuerdo, “A luz de la referencia de la practica de Jesús de el bautismo con agua en el versículo 22, es difícil explicar las palabras “de agua y del Espíritu” conjuntamente, y considerarlas como una descripción de el bautismo cristiano, en el cual la purificación y la obtención de los dones son elementos esenciales” (Tyndale Comentarios del Nuevo Testamento: El Evangelio Según San Juan [Grand Rapids, MI: Eerdmans Publ., 1977], 4:71). 

Debido a que Martín Lutero había iniciado el rompimiento protestante con la Iglesia Católica, Andy le echó una vista a Lutero. Lo que encontró lo sorprendió. “Aquí [Juan 3:5] Cristo esta hablando de el bautismo, de agua real y natural como la que la vaca toma….Aquí Cristo también habla del Espíritu Santo y nos enseña a ver el bautismo como agua espiritual, sí, agua llena de el Espíritu, en la cual el Espíritu Santo esta presente y activo…Y entonces la persona que ha sido bautizada se dice que ha nacido nuevamente…..En este pasaje Cristo declara que cualquiera que no nazca nuevamente del agua y del Espíritu Santo no puede entrar en el reino de Dios. Por esto las palabras de Dios desafían cualquier intento de alteración. Claro, nosotros sabemos bien que el bautismo es agua natural. Pero que el Espíritu Santo es añadido a esta, tenemos más que solamente agua. Esta llegar a ser un baño verdadero de rejuvenecimiento, un baño vivo que lava y purga al hombre del pecado y la muerte, que lo lava de todo pecado” (“Sermones en el Evangelio de San Juan” Trabajos de Lutero ed. Jarsolav Plikan [St. Louis, MO: Concordia Publ. House, 1957], 22:283).

Andy miró de nuevo sus notas y sintió que estaba listo para compartir su descubrimiento a sus visitantes bautistas. ¿Estaría nervioso? No, con una preparación adecuada el estaba confiado. Por primera vez el comprendió que “el nacer otra vez” fue el resultado del bautismo. Desde ahora en adelante, cuando un bautista amistosamente preguntara a Andy que si el volvió a nacer, él haría una sonrisa y exclamaría confiadamente, “¡Puedes estar seguro de eso!” El entonces les pediría abrir sus biblias en Juan 3:5 y entonces…

* * * 

Finalmente, veamos lo que pensaban los primeros cristianos, reconocidos como maestros en toda la Iglesia de la antigüedad:

San Justino Martir (c. 100-c. 165), “Ellos entonces han sido traídos por nosotros donde hay agua, y son regenerados en la misma manera en la cual nosotros mismos nos regeneramos [renacimos]: en el nombre de Dios el Padre…y de nuestro Salvador Jesús Cristo, y de el Espíritu Santo, ellos entonces reciben el lavado de agua. Cristo dijo, ‘A menos que ustedes nazcan de nuevo, ustedes no entrarán en el reino de los cielos’…La razón para hacer esto, la hemos aprendido de los apóstoles” (La Primera Apología 1,61) (Ante-Nicene Fathers, ed. Alexander Roberts y James Donaldson [Grand Rapids, MI:Eerdmans, 1985], 1:183).

San Teófilo de Antioquía (murió c. 185 A.D.), fue quien primero acuño la palabra “Trinidad”, escribe, “Aquellas cosas que fueron creadas de las agua [Gén. 1] fueron bendecidas por Dios, así que esto puede ser un signo que el hombre recibiría en un tiempo futuro arrepentimiento y absolución de sus pecados a través del agua y del baño de la regeneración” (A Autolycus 2, 16) (William Jurgens, La Fe de los Primeros Padres [Collegevillle, MN: Liturgical Press, 1970], 1:175).

Origen (c. 185-c. 254) “La Iglesia recibió de los apóstoles la tradición [costumbre] de dar el bautismo aún a los infantes. Para los apóstoles, a quienes fueron encomendados los secretos de los misterios divinos, supieron que hay en cada uno la mancha innata del pecado, la cual debe ser lavada a través del agua y del Espíritu” (Comentarios sobre Romanos 5,9) (Jurgens, La Fe de los Primeros Padres, 1:209).

San Agustín (AD 354-430) “¿Quién es tan malvado para querer excluir a los infantes de el reino de los cielos prohibiendo que ellos sean bautizados y que nazcan de nuevo en Cristo?” (Pecc. Merit. 3, 6, 12)(Nicene and Post-Nicene Fathers, ed. Philip Schaff [Grand Rapids, MI: Eerdmans Publ., 1971], 5:244). “Esto [bautismo de infantes] la Iglesia lo a tenido, siempre mantenido; esto ella lo recibió por la fe de nuestros ancestros; esto ella perseveradamente lo defiende hasta el fin” (Sermon 11, De Verb Apost) (Enciclopedia Católica, ed. Charles Herbermann, et al, [New York: Robert Appleton, 1907], 2:270).

separador

Suscríbete

Lista de correoFacebookGoogle+Google+

separador

Suscríbete a nuestra revista digital gratuita Apologeticum

separador